Algo está sucediendo, algo está tomando forma y aunque nadie puede saber a ciencia cierta cual será el resultado, si puede saber uno mismo que todo ha vuelto a entrelazarse.

Las ganas de escribir me han hecho volver a golpetear las teclas para dar forma a lo que quizás se convierta en un relato corto. Sin forzar las palabras, estas salen a la luz durante algunas mañanas sin previo aviso. Sin obligarme a hacerlo, tan solo espero que ellas me llamen.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *