No hay mejor forma de empezar el día que recibiendo un mensaje de un viejo amigo que dice así:

«Francesc, estoy de camino a Bélgica, ¡me han aprobado el visado!»

Así es, mi viejo amigo Majid está de camino a Europa, tras un largo tiempo luchando contra el sistema y sus trabas, tras varios intentos fallidos y tan costosos económicamente. Para aquellos que hayan seguido desde el inicio esta pequeña historia, sabrán lo que ha costado llegar hasta aquí. Para los que no, les dejo aquí el link del blog en dónde contaba los problemas que se interpusieron en nuestro camino para hacer esto posible.

Al final todo ha salido cómo debía salir.

No digo nada más por hoy, tan solo,

Suerte amigo mio en tu nueva etapa de esta vida tan curiosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *