POR FRANCESC ZAMORA

Volar, el sueño de (casi ) todo mortal

EL VUELO LIBRE

Un sueño cumplido, el de volar. Un proyecto a largo plazo, que vendría a ser el de viajar sobres dos ruedas a nuevos lugares y volar. Aunque esto llevará su tiempo, ya que no se aprende a volar (de una manera segura ) en dos días. Pero el primer paso ya lo he dado, o más bien el primer gran vuelo. He cumplido el sueño de volar, el sueño de (casi) todo mortal.

A través de una escuela de la federación de vuelo libre francesa he empezado la formación con la que en un futuro, habré obtenido la experiencia y los conocimientos para volar de manera autónoma y segura. Mis primeros 10 vuelos han sido una de las mejores experiencias que he tenido la suerte de vivir. Ver el mundo desde allí arriba, desde el territorio de las aves, desde donde tantos hombres han soñado a través de la historia por encontrarse.

Volar, el sueño de (casi ) todo mortal

A pesar de lo que uno pueda creer, volar está al alcance de cualquiera. Tras tan solo dos días en la «pendiente escuela», donde uno aprende a inflar la vela y se familiariza con el material, despega uno hacia las alturas para realizar su primer gran vuelo. No hace falta mencionar los nervios que uno puede llegar a sentir durante la espera previa a la carrera que te permitirá despegar para quedar suspendido a varios cientos de metros de la tierra.

Allí arriba, la percepción del mundo es simplemente distinta, es mágica. Es libertad, es silencio, es fluidez.

Este es el principio, estoy seguro, de algo que me acompañará durante mucho tiempo, por no decir del resto de mi estancia en este mundo.

«Vuela Libre»

FRANCESC ZAMORA

EL OBSERVADOR OBSERVADO

TE PUEDE INTERESAR:

Volar, el sueño de (casi ) todo mortal
PROYECTOS SOLIDARIOS

1100Km a vuelo de pájaro

Una pequeña donación, un pequeño gesto, una bolsa con alimentos para alguien que está pidiendo auxilio a las puertas de un supermercado, una sonrisa a un desconocido, un «buenos días» y un «muchas gracias»… Creo que no somos conscientes de hasta qué punto un pequeño gesto puede alterar el curso de la historia de otras personas.

Leer más »
RELATOS

De viajes, hace ya tiempo que no escribe uno

Y esos son el tipo de momentos que uno sale a buscar cuando viaja, por lo menos yo. Ya sea para conectar con uno mismo, con el mundo, con las personas que están a nuestra espera en tantos lugares o incluso para conectar con el universo. SER.

Leer más »
«WANNA JOIN?» – NO NAME KITCHEN
PROYECTOS SOLIDARIOS

«Wanna join?» – NO NAME KITCHEN

¿Tenéis un minuto? Si es el caso, aquí va un video de la No Name Kitchen. Porque siguen trabajando día tras días para ayudar a todas aquellas personas que tanto necesitan ayuda.

Leer más »
Los microcréditos de Kiva
PROYECTOS SOLIDARIOS

Los microcréditos de Kiva.org

«Los microcréditos de Kiva.org son sin duda una forma fácil de colaborar con la sociedad desde la comodidad del hogar. A través de estas pequeñas acciones se logran financiar proyectos en la mayoría de los países del globo.

Leer más »
Leon - Obs
RELATOS

A golpe de pedal también se avanza

Todas esas horas montado sobre la bicicleta me aportan más de lo que siempre imagino cuando me decido a recorrer ya sean diez, veinte, o doscientos kilómetros. Esos momentos de soledad, de plenitud y de libertad son más importantes de lo que uno pueda creer.

Leer más »

TE PUEDE INTERESAR:

Volar, el sueño de (casi ) todo mortal
Volar, el sueño de (casi ) todo mortal
Portada_Comoganarelgiro_1024x1024
Cómo ganar el Grio de Italia bebiendo sangre de buey
Compañera de viaje
La evolución de las bicicletas a través de los viajes
mancuso1
Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal
La guerra de los metales raros
La guerra de los metales raros: La cara oculta de la transición energética y digital
1984
1984 - George Orwell
Observador Observado

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Colabora con el autor a través de
© Copyright 2021 El Observador Observado - Todos los derechos reservados

DBxSJwsPz2hr765C19hWyzCnFEGgPkUHH5

* Las donaciones al autor sirven para cubrir los gastos de mantenimiento de ésta página web, y, si se puede, para pagar algún que otro café mientras se genera contenido. En cuanto a las donaciones para los proyectos solidarios, por favor, ponte en contacto a través del correo obs@elobservadorobservado.com